◄ Blog Home

martes, julio 26th, 2016

¿Qué puede enseñarte un equipo de mecánicos de F1?

Los auténticos protagonistas profesionales de la Fórmula 1 son, sin duda, los pilotos. Desde Sebastian Vettel hasta Lewis Hamilton, pasando por Fernando Alonso. Pero sin el trabajo en equipo de su equipo de mecánicos y el gran talento, estas estrellas no podrían ni traspasar la parrilla de salida, ni mucho menos llegar a la línea de meta.

El paralelismo entre el deporte y los negocios es muy claro: el trabajo en equipo es la clave. Por eso creemos que un equipo de mecánicos de cualquier escudería de F1 puede enseñarnos mucho acerca de la importancia de trabajar juntos dentro de la empresa.

Estar preparados = más y mejor rendimiento

Cuando un bólido entra en la parada de boxes, pasan muchas cosas en muy poco espacio de tiempo. En menos de cuatro segundos, un equipo de 16 o más profesionales se convierten en una máquina bien engrasada.

Cada uno es responsable de su propia tarea específica y se dedica a ejecutarlo a la perfección. Todo el mundo sabe qué tiene que hacer exactamente, cómo y cuándo hacerlo.

Gracias a la preparación y a mucho entrenamiento físico y mental, se consiguen resultados de alta competición. En cierta manera, pasa lo mismo en el mundo de los negocios. Los tempos y las tareas pueden ser muy distintos, pero una buena preparación es clave para el éxito o para prever el fracaso.  Las empresas con un enfoque riguroso y metódico, que aprecian la importancia del trabajo que está detrás del telón, y las personas que lo llevan a cabo- tienen muchas más opciones de lograr el éxito a largo plazo.

La comunicación es la clave

La comunicación tiene que ser muy clara, es algo necesario entre los miembros de un equipo de mecánicos y sus conductores. Desde que los pilotos pueden comunicar sus estrategias durante las carreras a sus equipos de mecánicos, las paradas en boxes son mucho más rápidas y eficientes. Saben exactamente qué necesitan sus pilotos y qué deben hacer.

La comunicación efectiva también es muy importante en el mundo de los negocios. Pueden prevenir malentendidos, promover la interacción, impulsar la innovación y fortalecer las relaciones entre los compañeros.

Cada uno tiene que jugar su rol

Todas las personas involucradas en el negocio tienen un importante papel individual. En el caso de los equipos de mecánicos, las tareas se dividen al más mínimo detalle. Alguien dirige el coche hasta la posición correcta, alguien aguanta el cartel de STOP/GO, otra persona extrae y substituye las tuercas de cada rueda y otros especialistas llevan a cabo la alteración de los ángulos de las alas. No importa lo pequeña que sea cada acción, todas son esenciales para conseguir que el coche regrese a pista.

Un negocio funciona –o debería funcionar- de la misma manera. Por supuesto, existen diferentes roles con personas más visibles, pero depende de la medida o de la naturaleza del negocio, es importante que se respeten todos los roles. No importa lo grande o lo pequeño que sea tu negocio, cada miembro de tu organización contribuye al éxito global.