◄ Blog Home

martes, agosto 23rd, 2016

La esencia de un comercial en 8 rasgos

A menudo, vemos el mundo de las ventas como un oficio, el de comercial, al que todo el mundo podría acceder.

Si bien esto podría ser cierto para algunas personas, lo cierto es que no todo el mundo puede llegar a convertirse en un buen vendedor. Las personas con una vocación comercial son aquellas que van detrás de sus objetivos, que viven y respiran ventas y son los que siempre van hacia adelante para conseguir llegar hasta sus metas, cueste lo que cueste.

“Los grandes comerciales son, literalmente, el motor de la economía mundial.”

Entonces, ¿qué es lo que realmente diferencia un vendedor de un comercial excepcional? ¿Qué es lo que les da esa eficacia en las ventas y en los resultados marcados? ¿Qué hacen de manera distinta a los demás?

_DSC5882

En Appco Group España tenemos la experiencia de haber trabajado en campañas comerciales y de fundraising, conociendo a fondo la esencia de un buen comercial, por eso tenemos claro que hay ciertos atributos y rasgos que comparten los mejores perfiles.

1) Escuchan más de lo que hablan – escuchan porque tienen claro que es importante saber qué quiere el cliente antes de exponer ciertos productos y servicios. Son capaces de identificar oportunidades y construir relaciones mucho más fuertes y duraderas.

2) Nunca desconectan – venden 24/7 y siempre están atentos a nuevas oportunidades. Buscan la inspiración y los clientes en ámbitos fuera de sus zonas de confort. Si detectan una oportunidad de ventas, ¡saltan sobre ella!

3) Aprovechan al máximo sus días – crean el tiempo que necesitan y lo ajustan a sus objetivos y a sus planes de futuro. No solo planifican su tiempo; planifican su éxito. Están trabajando en sus éxitos.

4) Aman las ventas – los grandes vendedores aman vender, pero lo más importante es que les encanta trabajar para ayudar a sus clientes. Personas apasionadas para resolver problemas y ayudan a las personas, eso es lo que les impulsa.

5) Evolucionan constantemente – los mejores siempre están buscando maneras distintas de evolucionar, y ¡cómo lo hacen! Trabajan de manera inteligente, constante y aceptando el cambio y los nuevos métodos de ventas.

6) No solo piensan en conseguir ventas, también en desarrollar una visión de negocio – son capaces de administrar su día a día como si fueran sus propios gerentes. Sus clientes y sus perspectivas de negocio son la base de sus días.

7) Se centran en el cliente al 100% – los grandes comerciales no solo hacen ventas, se abren a relaciones con los clientes cuando se sienten valorados. Cada cliente es la puerta de entrada a más ventas potenciales.

8) Invierten su tiempo en actividades – el enfoque diario es positive y gastan su tiempo en actividades relacionadas con los resultados que buscan, evitando desperdiciar el tiempo en vivencias que restan. Evitan las distracciones y saben cómo decir no a las personas que no quieren acompañarse en su camino.