◄ Blog Home

lunes, noviembre 14th, 2016

Los 3 tips definitivos para hablar en público

Por Chris Niarchos (Presidente y Fundador de Appco Group)

Resultat d'imatges de chris niarchos

Una parte muy importante de mi trabajo es hablar en público. Soy consciente de que no es algo que a todo el mundo le apasione, de hecho leí en una encuesta que para el 95% de la población se trata de uno de sus miedos más grandes. Pero cuando consigues romper el mito, te das cuenta de que no es para tanto.

Mi intención con este post no es haceros terapia para que podáis superar esto; solo quiero compartir con vosotros 3 de los consejos que más me han servido durante todos mis años de carrera. Creo que pueden ayudaros.

 

Hablar en público necesita un poco de pasión

Para mí, hablar en público es conseguir trasladar la pasión por algo a otra persona. Es una oportunidad para hablar claramente sobre lo que hacemos y cuál es la dirección a la que se dirige nuestra compañía. Es un muy buen momento para compartir lo que me inspira con personas que ya trabajan en la compañía o con las personas que integran la red de franquicias independientes de Appco Group España.

Desde mi experiencia, sentirse cómodo hablando en público es más pensar en que lo que estás diciendo es un mensaje de valor y tiene sentido. Además de ser algo que aporte cosas a tu audiencia.

 

Conoce primero a tu audiencia

Cuando pienso en alguno de los discursos que he escuchado recientemente –discursos de Barack Obama o Steve Jobs– una de las fortalezas que me vienen a la mente es que siempre saben cómo es la audiencia a la que se dirigen.

 

Cuando Obama se dirige a los funcionarios de un pequeño pueblecito, involucra a cada uno de los asistentes de forma individual: siempre a través del contacto visual y haciendo gestos hacia los asistentes. Cuando la audiencia es una gran multitud de personas, cambia totalmente su tono de voz y sus gestos. No se mueve tanto, siempre se coloca en una posición más alta y tendrá un look más de estadista que de ciudadano de a pie.

 

La idea con la que tenéis que quedaros es que un gran orador adapta siempre su discurso y su manera de comunicar dependiendo de la audiencia que tenga delante. Cuando Obama está con un grupo pequeño de personas siempre involucra a la audiencia. Cuando habla para toda la nación, su tono siempre es mucho más formal y sus gestos serán distintos.

 

Un discurso necesita siempre de un toque personal

Ahora que ya conoces a tu audiencia; ¿cómo puedes asegurarte de que llegas hasta ellos? Esta es la parte más simple: cuenta una historia. Las anécdotas ayudan a que tu público entienda lo que dices y se alinee con tu discurso.

En algún que otro de mis discursos, a menudo hablo de mi historia personal, de cómo ha influido en mis pensamientos y en mis decisiones el cartel que tenía colgado en la pared de mi habitación y que rezaba: “Be Something More” (eslogan actual de Appco Group).

Esto influyó mucho en mi manera de pensar y creo que compartir esta experiencia vital ayuda a la audiencia a entender de dónde vengo. En este vídeo os cuento la historia completa sobre el eslogan:

 

https://youtu.be/l15z3vd77QQ

 

Al fin y al cabo, hablar en público no deja de ser comunicarse con otros. ¿Cómo puedes compartir tus ideas con otras personas y que éstas te sigan?
Cuando pienso en ello de esta manera –cuando trato realmente de comprender la mentalidad de mi audiencia y considera una oportunidad que tengo para compartir con ellos una visión muy personal sobre hacia dónde vamos todos- lejos de sentir miedo, me siento muy orgulloso de mí mismo.

Posted at 11:46 am