◄ Blog Home

jueves, enero 12th, 2017

Éxito: 3 atributos que te impiden llegar hasta él

Puede que el objetivo que reside en tu horizonte, tu éxito profesional, sea dirigir tu propio proyecto o encontrar tu empleo ideal, o quizás tus objetivos no tienen nada que ver con temas profesionales. No importa cuáles sean tus aspiraciones, pueden existir ciertos aspectos de tu personalidad que te frenan y en los que tienes que trabajar.

A continuación, exponemos tres atributos que pueden hacer peligrar la consecución de tus objetivos personales o profesionales.

 

Profesionales autónomos de la red de franquicias de Appco Group España

 

  • Baja confianza en uno mismo

Es natural albergar dudas sobre lo que puede deparar el futuro. Es esencial no caer en ninguna auto-creencia que te impida perseguir lo que te apasiona. Demasiadas veces dejamos que los pensamientos negativos nublen nuestro camino.

Si estás trabajando en una nueva idea de negocio, te estás preparando para una entrevista de trabajo o tienes cualquier otra prueba importante, es crucial que pienses positivamente y tengas confianza en ti mismo y en tus habilidades.

¿No crees en ti mismo? Pues entonces es muy poco probable que otros los hagan. Enfócate en tus fortalezas en lugar de obsesionarte con cualquier debilidad.

 

  • Impaciencia y ansia

Pensar que todo va a salir tal y como lo has planeado es una entrada directa a la decepción. No podemos negar que existen personas a las que esta fórmula les ha funcionado y logran cumplir sus objetivos de manera rápida y efectiva. Aún así, para la mayoría, alcanzar las metas significa caminar a través de un largo proceso.

Es importante darse cuenta de que el esfuerzo y el tiempo que dedicas a cumplir tus objetivos, hace que el éxito final sea más dulce. Si tienes esto en mente, es probable que logres algo significativo en la vida.

A menudo, establecemos de manera muy sutil objetivos intermedios para poder medir nuestros progresos. Conseguir estos pequeños objetivos puede darte un buen impulso moral y conseguir reforzar la importancia que tienen para ti la consecución de tus objetivos.

 

  • Tendencia a postergarlo todo

Seamos realistas, la vida está llena de distracciones. Pero si quieres intentar vivir sin que estas se interpongan en tu camino, es vital que resistas a cualquier tentación.

Lo más sencillo es posponer las tareas más difíciles o costosas y priorizar las cosas más fáciles, más agradables. No hay nada de malo en eso. Valora si te impide progresar de la manera que te gustaría porque está frenando el ritmo de tus avances. Si estás listo para aceptar retos y centrarte en las cosas que realmente te ayudarán a seguir adelante, tienes una oportunidad mucho mejor de conseguir el éxito.

 

 

 

Appco Group España | Mucho más que marketing directo