◄ Blog Home

miércoles, febrero 1st, 2017

Oportunidades de negocio: ¿dónde?

Saber dónde están las oportunidades es la esencia del éxito empresarial. Si aún no has desarrollado tu proyecto de negocio, puede ser difícil saber por dónde empezar para identificar ideas rentables.

A veces pensamos que las mejores ideas de negocio aparecen como un milagro para l@s emprendedor@s. Nada más lejos de la realidad: la mayoría de personas tienen que trabajar muy duro para que les aparezca una idea fantástica que de sentido a todo un proyecto. ¿Necesitas algún consejo para conseguir que esto te pase?

 

 

Céntrate en las áreas que conoces

Si tienes experiencia personal o profesional en una industria en particular, es importante que te centre en la búsqueda de ideas y oportunidades de innovación en ese campo. Cuanto más cerca esté de tu industria, más información tendrás del futuro potencial que tenga.

Por ejemplo, es probable que estés al día en materia de servicios o productos que ya existan, que están funcionando actualmente y que funcionan o no actualmente para la competencia. Un buen empresario o empresaria utilizará este conocimiento para identificar dónde puede desmarcarse con la diferencia, resolver una problemática concreta o ofrecer algo única al mercado.

Busca soluciones creativas

“Thinking outside of the box” puede que sea una de las frases más repetidas en el mundo de los negocios, pero es un mensaje realmente necesario para quien quiere detectar nuevas oportunidades. Las mejores ideas de negocio se reducen a detectar distintas formas de resolver problemas antiguos o satisfacer necesidades existentes. Esto significa que tendrás que pensar de forma creativa. La empresa Deliveroo es un buen ejemplo de ello. Esta compañía cobra a sus clientes una tarifa y fija una comisión a los restaurantes. Ya tienen más de 3.000 empleados y miles de repartidores en Europa y Asia. A su Fundador, William Shu, la idea le apareció después de pasar muchas noches trabajando sin poder pedir comida a domicilio que no fuera pizza o comida china. Vio una oportunidad de resolver ese problema para él y otros como él (poder comer más variado, tener más opciones), y, al hacerlo, visualizó una brecha en el mercado ofreciendo a restaurantes que normalmente no suministran comida a domicilio una fuente adicional de ingresos.

¡No dudes!

Identificar la idea que crees que puede tener potencial es una cosa. Tener el coraje de perseguirlo es otra cosa totalmente distinta. Si dudas o no aprovechas cada instante, alguien puede quitarte la idea y desarrollar tu proyecto. Ten en cuenta que si has detectado un nicho de mercado, otras personas también pueden hacerlo. No hay manera de saber si esto puede suceder, pero si actúas con rapidez y poniendo valor a tus convicciones, seguro que puedes conseguirlo. Ninguna idea de negocio garantiza que puedas trabajar en ella con exclusividad. Prepárate y asume riesgos.

¡Trabaja duro!

Las oportunidades suelen disfrazarse de trabajo duro, por lo que la mayoría de gente no las reconoce. Esto es un punto clave en el negocio. La idea inicial es solo el primer paso.

Crea las bases para que tu idea despegue y no esperes a que tu nueva idea comience a obtener beneficios de manera inmediata. Puedes tardar semanas o incluso meses en ver los resultados. Pero si crees en tu proyecto, puedes inspirar a otros a hacer lo mismo.