La clave del marketing directo es saber escuchar
13/04/2016

La clave del marketing directo es saber escuchar

Es más que evidente que un embajador de marca, que se dedique a la venta directa, tiene que ser capaz de hablar con personas distintas utilizando un tono convincente.

Además de ser capaz de presentar el producto o servicio de manera eficaz, un gran profesional en ventas tiene que ser, sobretodo, un gran oyente. De hecho, esta habilidad es sin duda uno de los rasgos más importantes para el sector del marketing directo y para todas aquellas profesiones que tengan contacto con el cliente.

Crear una conexión con los clientes potenciales

Uno de los motivos por los que las empresas eligen un sistema de marketing face-to-face para desarrollar sus campañas comerciales, entre muchas otras, es que les brinda la oportunidad de mantener una relación cercana con su target, presentando un discurso adaptado y personalizado, dependiendo de las características de cada consumidor.

Muchos de nosotros estamos cansados de ser bombardeados con información y anuncios que intentan que nos decidamos a comprar esto o lo otro. Es un enfoque muy impersonal e ineficaz en el sector de las ventas y el marketing.

 

Por el contrario, las personas somos mucho más propensas a comprar productos o servicios cuando existe un vínculo con la empresa que nos está vendiendo algo. En Appco Group, entendemos la importancia de las interacciones positivas y respetuosas, y por eso hemos desarrollado la estrategia del Human Commercial™.

Desde este enfoque, los embajadores de marca de nuestra red comercial, escuchan activamente las preguntas y comentarios del público, comprendiendo sus necesidades y circunstancias personales. Así, los mensajes comerciales se adaptan a cada uno y consiguen dejar una impresión positiva y duradera de la marca que representan.

La importancia del feedback para redireccionar la estrategia

Otro de los beneficios de escuchar con atención lo que los clientes potenciales tienen que decirnos, es permitir a los expertos en ventas y las empresas que representan, para adaptar y perfeccionar sus mensajes de marketing.

Al recibir los comentarios directamente de los clientes, los embajadores de marca pueden identificar cualquier aspecto de sus propios mensajes y mejorar. También pueden proporcionar a la empresa o institución un termómetro sobre branding: ¿cómo ve el público la marca o la organización? Esto permite a las empresas adaptar sus productos y servicios a las necesidades y expectativas de las personas.

En efecto, la escucha activa en la venta directa tiene efectos positivos tanto para los equipos comerciales como para la marca. El proceso de venta no es solo ensalzar las virtudes de productos y servicios. Más bien se trata de establecer un diálogo significativo con los clientes potenciales –responder a cualquier pregunta que puedan tener- y construir una confianza de marca. Los embajadores de marca tienen que ser muy consciente de esto y escuchar con atención lo que los consumidores tienen que decirles.