¿Por qué las ventas son el mejor primer empleo?
10/06/2015

¿Por qué las ventas son el mejor primer empleo?

Somen Mondal, Co-Fundador y CEO de Ideal Candidate y Emprendedor del año, nos cuenta por qué un primer empleo en el mundo de las ventas puede ayudarte el resto de tu vida profesional y personal.

....................................................................................................................................................

A menudo hablo con estudiantes, tanto de instituto como de máster en MBA, y constantemente oigo la misma pregunta: “No sé lo que quiero hacer. ¿Qué tipo de trabajo debo buscar?”. Mi respuesta es muy simple: un trabajo en ventas.

Mi primer trabajo de verano mientras estudiaba mis estudios secundarios fue en Lotus, la compañía de software mundialmente conocida. Mi trabajo consistía en llamar a los clientes y actualizar la base de datos (CRM). Esto me introdujo en el mundo de la atención al cliente y convencerlos de algo. Aunque este no era un trabajo real en ventas, fue la mecha que encendió mis ganas para acercarme al mundo de las ventas. Mi primera incursión real en el mundo de las ventas fue cuando comencé mi primera empresa. Me vi obligado a vender a puerta fría y a cerrar tratos. Esta es la única (y mejor) experiencia que he tenido durante toda mi carrera. Las fortalezas y las estrategias que obtuve a través de la venta me han ayudado inmensamente a través de cada de mi carrera. De hecho, una encuesta a los graduados de la Universidad de Harvard afirma que, uno de los hándicap de los estudiantes en terminar sus estudios, es precisamente la falta de experiencia en ventas.

Estas son las tres razones por las que creo que un trabajo relacionado con las ventas es el mejor primer trabajo de tu vida.

  • Las ventas están siempre presentes.

¿Por qué le digo a la gente que es bueno tener experiencia en ventas? En mi opinión, ser capaz de vender es la base de cualquier carrera de éxito. No importa lo que estás estudiando, siempre hay algún aspecto de la venta que te ayudará a desarrollar unas habilidades concretas. Incluso si no se está vendiendo directamente un producto, puede que tengas que convencer a alguien para que te contrate y estarás simplemente vendiéndote a ti mismo. Si eres el CEO de una compañía que cotiza en bolsa, necesitarás vender tu visión a los accionistas. Incluso como estudiante de Investigación Científica, tendrás que vender tus ideas para recibir fondos.

  • Capacidad de tener una buena conversación.

Ser capaz de articular tus ideas y hablar con elocuencia es importante en cualquier carrera. Cuando se trata de hablar y hablar bien, la práctica hace el maestro. No hay otra profesión que te permita practicar continuamente y conseguir ser mejor, conectando con las personas. Un rasgo común entre los grandes líderes es su capacidad para inspirar a través del habla. Esta es una de las cosas más increíbles que las ventas van a enseñarte.

  • Confianza.

Cerrar tratos y mejorar en ventas me hizo sentirme mucho más seguro de mí mismo. Siempre había pensado, cuando era adolescente, que era como una especie de freak y que nunca podría llegar a vender nada a nadie. Gané experiencia en ventas –hablé con perfectos desconocidos y los convertí en clientes y en amigos- y eso aumentó exponencialmente mi confianza. No necesito decirte lo mucho que este aumento de confianza me ayudó en mi carrera profesional y en mi vida en general.